LAS LUDOTECAS: CONCILIACIÓN Y DIVERSIÓN

¿Tienen los niños derecho a jugar? La respuesta es un rotundo sí. la Convención de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea de las Naciones Unidas así lo recoge. El juego es un impulso primario que nos empuja desde pequeños a explorar y amar el mundo que nos rodea, y a crecer sanos y en armonía con nuestro cuerpo, inteligencia, afectividad, creatividad y sociabilidad. La actividad principal en la vida de un niño es jugar y responde a la necesidad humana de mirar, experimentar, imaginar, comunicar y soñar. Para nosotros, los adultos, jugar con ellos ayuda a nuestra salud física y mental y estimula nuestra capacidad de disfrutar de la vida y el momento.

¿Qué es una ludoteca?

Un espacio organizado destinado al desarrollo integral de los niños, cuyo centro de interés es el juego, dirigido por profesionales y donde se trabaja la psicomotricidad y la pedagogía o, dicho de otro modo, un lugar de encuentro entre niños que posibilita la diversión y que, además, facilita la conciliación familiar, y las relaciones sociales de los más pequeños. ¿Aún dudas de su importancia en la sociedad? ¡Sigue leyendo!

Primeros pasos

  • En 1934, se crea la primera ludoteca en Los Ángeles. Funcionaba de forma similar a una biblioteca, pero prestando juguetes en lugar de libros.

  • En 1960, la UNESCO promociona las ludotecas como espacios facilitadores del juego. (Carta de los Derechos del Niño)

  • En 1980, se crea la primera ludoteca en España – la ludoteca Margarita Bedós (Sabadell).

  • En 2006, la Ley orgánica 2/2006 (LOE), señala el juego como estrategia metodológica en educación infantil. 

La familia es el principal contexto en el que los niños se desenvuelven, los primeros con los que comparten momentos de juego y comienzan a relacionarse, expresarse, socializar y crear vínculos afectivos para más tarde poder enfrentarse a la sociedad y poner en marcha todo lo aprendido.

Entre los espacios destinados al juego de los niños, uno de los más importantes en la actualidad son las ludotecas. Sus posibilidades son casi ilimitadas, y van aumentando a medida que la sociedad avanza y se plantean nuevas problemáticas y situaciones, con una constante: el juego y el juguete como principales protagonistas.

Mucho más que un espacio en el que jugar

Si lo que queremos para el futuro son adultos motivados, activos y equilibrados, debemos dar a los niños de hoy, en todas las culturas y ámbitos socio-económicos, el derecho a jugar, proporcionando tanto los juguetes y conocimientos necesarios para jugar, como los espacios imprescindibles para llevar a la práctica dichos juegos.

Los niños aprenden a ser y a vivir jugando. Si analizamos su día a día, nos daremos cuenta de que su deseo es jugar sin descanso. Facilitarles un espacio específico y preparado donde poder jugar sin peligro con otros niños les sirve para experimentar, explorar sus habilidades y sentirse bien. Hoy en día los espacios de juego son limitados debido a la sociedad en la que vivimos. Cada vez hay más edificación, demasiadas tiendas y centros comerciales, no hay suficientes parques y jugar en la calle se convierte en un peligro. La jornada laboral hace, además, que los padres necesitemos contar con espacios seguros a los que llevar a nuestros hijos para que no solo puedan jugar sino también seguir desarrollándose:

  • Desarrollo motriz: al jugar desarrollan la motricidad gruesa y fina además de la coordinación óculo- manual.

  • Desarrollo físico: al jugar impulsan el crecimiento de todas las partes del cuerpo, y adquieren autonomía.

  • Desarrollo cognitivo: el juego activa y les hace poner en marcha habilidades cognitivas para comprender el entorno y desarrollar su pensamiento. Observan, exploran, manipulan y experimentan con objetos, resuelven problemas de una manera eficaz, y aprenden a reflexionar antes de actuar.

  • Desarrollo afectivo y emocional: con el juego aprenden a expresar sus necesidades, inquietudes y sentimientos, afirman su personalidad, consolidan el auto concepto, y comienzan a empatizar con los demás.

  • Desarrollo psicológico: desarrollan procesos psicológicos básicos para adaptarse y ser capaces de hacer frente a los problemas y los cambios que se van dando a lo largo de su vida.

  • Desarrollo sociológico: el juego es esencial para integrarse en la vida social. A través del juego interactúan con otros niños y adultos y viven situaciones de la vida real que potencian el respeto a los demás y la cooperación.

  • Desarrollo lingüístico: el juego promueve la adquisición del lenguaje.

Las ludotecas han ido evolucionando, pasando de ser lugares donde se ofrecen juguetes a espacios de conciliación en el que los niños celebran que son niños y desarrollan todo su potencial físico y cognitivo.

Si tú también crees en su valor, visita nuestra web y no te pierdas el lanzamiento de las ludotecas de Activa para el curso 2021/22.

¡Apúntate a jugar!

#ConciliaciónFamiliar #DesarrolloyDiversión #EspaciosSeguros #NosGustaEducar

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on skype
También te puede interesar: