Cuentacuentos

Este método está dirigido a alumnos de infantil y acerca la enseñanza del inglés a través de un enfoque puramente comunicativo. Esto significa que los niños adquieren la lengua haciendo un uso significativo de la misma, incluyendo el uso de la metodología conocida como total physical response, que coordina el habla con la acción realizada para entender mejor lo que estamos contando.

Para ello, nos basamos en diferentes técnicas de storytelling o cuentacuentos, divididas en diferentes etapas que preparan al alumno para hacer una transición desde un rol pasivo hasta uno proactivo. Estas etapas comienzan contando un cuento sin recursos añadidos, con el objetivo de que los alumnos hagan uso de su imaginación y hagan suya la historia. Gradualmente, el profesor escenifica la narrativa para ir haciendo cada vez más partícipes de la misma a los niños, introduciendo elementos o recursos externos hasta que ellos mismos son capaces de representar la historia desde su propia perspectiva tanto a sus familias, como al profesor u otros alumnos.

Esta metodología tiene el valor añadido de que, además de desarrollar las habilidades lingüísticas de los alumnos, comienzan a trabajar en su autonomía, confianza en sí mismos e interacción social, preparándoles para los retos que traerá consigo su siguiente etapa educativa.

Aquellos alumnos que, al finalizar Educación Infantil, deseen seguir adentrándose en esta dinámica, pueden continuar con la actividad de Magic Stone.